Posts etiquetados ‘Cine’

(La primera parte aquí)

Antes que nada, quiero dejar en claro que aún no he visto ninguna de las películas de la primera parte. Sí, ya sé que a ustedes les preocupa mucho si las veo o no, por eso, escribo ésta lista que concluye aquello iniciado hace 7 meses.

13 – Splice

Sarah Polley siempre se me ha figurado como la jevita de la primaria que en el salón de clases se sienta hasta atrás, es bastate reservada y por ende, callada. Usa unos lentes realmente feos. En el recreo no se junta con nadie. En la salida su mamá va por ella pero nunca le compra nada de nada, ni chicharrones ni el clásico Pau-Pau congelado. Es un poco nerd, se la pasa leyendo y estudiando, pero a veces reprueba a pesar de haberle dedicado varias horas al repaso de apuntes. De las que no va al convivio del 14 de febrero quién sabe por qué. De las que no van a las excursiones. Pero de repente un día, casi por arte de magia, se quita los lentes, deja los libros a un lado y ósom, es la mujer más hermosa que hayas visto a tu corta edad y durante todo el tiempo que hayas cursado la primaria. La haces tu novia un mes antes de salir de 6º grado y entonces, después de la graduación, no la vuelves a ver jamás. O sea que sí, quiero ver Splice.

14 – Karate Kid

No sé por qué no la vi cuando estuvo en las salas de cine a pesar de tener muchas ganas de hacerlo. Una de esa tardes, mientras realizaba una de mis comunes excursiones que comprenden el recorrido La Villa-Naucalpan, en el camión, el chofer la traía puesta en las pantallas y simplemente me limité a prestar atención en la parte de los madrazos finales. Y están bien violentitos y divertidos. ¿Hay algo más que deba ver o ya la dejo por la paz?

15 – The Twilight Saga: Eclipse

Yo creo que una película que trata sobre vampiros y hombres lobo debe de ser enteramente de putazos. Pero bueno, ese soy yo y hay quienes buscan otra cosa, yo respeto. Un día vi el inicio por accidente y si, no mamen, es una basura, hasta pensé que era una broma. Kristen Stewart está cumshoterita y escuchar a Metric en el fondo deben nivelar las cosas. Tampoco he visto la 2.

16 – Inception

Si hay una cosa que más odio sobre que la gente se ponga pendeja cuando llueve, esa debe ser el hype. Y más cuando se trata de una película. Sí, lo sé, es parte de la publicidad y el marketing actual y que la forma de librarse de éste es imposible, pero no jodan. A mí me gusta el hype del otro, del mamón, de ese que hace J.J. Abrams y Zack Snyder, que de entrada ya sabes que seguro será una tontería, pero divertida. No del pretencioso. Tal vez me equivoque, pero de eso a que Christopher Nolan sea considerado el nuevo Stanley Kubrick se me hace una terrible idiotez. Disculpen, pero así es como soy.

17 – Spoken Word

Jajaja, no yo sé por qué quiero ver esto. Se me hizo llamativo el nombre, nada más. Y además sale Kuno Becker. Otra vez, jajajá.

18 – The Expendables

La promesa de Sylvester Stallone de revivir esas películas de serie B ochenteras se cumplió, o por lo menos eso leí. Además, la idea de ver madrazos en pantalla por parte de Mike Rourke, Jet Li, Jason Statham y los otros, (jé) me emociona porque soy del tipo de güey imaduro que se entretiene con películas de acción estúpidas. Dirigida por Rocky, ¿que más podría esperar? La diversión es garantizada.

19 – Legend of the Guardians: The Owls of Ga’Hoole

No, no es cierto, no la quiero ver. Sólo es morbo porque la dirige Zack Snyder. Pero creo que ni eso.

20 – The Last Exorcism

Hasta donde entendí, es un mockumentary. Ya en numerosas ocasiones he mencionado que ese tipo de películas son de mis preferidas, sea del género que sea. La combinación de una historia ficticia, dotándola de una fórmula que lo que sucede en pantalla haga que parezca verdaderamente real, me intriga y me llena de una adrenalina inexplicable. De esta en particular sólo leí cosas negativas, pero sin lugar a duda la veré en cuanto se presente la oportunidad. Les doy el chance de que cuando venga y les diga “El Última Exorcismo es una mierda” (tal y como pasó con Paranormal Activity) me digan “por pendejo, quién te manda”. Otra cosa que tal vez me impida verla, es que Eli Roth nunca me ha parecido bueno detrás de pantalla, y en esta, funge como productor. A ver como me va.

21 – Resident Evil 4: Afterlife

Jamás me ha parecido que la adaptación de mi serie favorita de videojuegos fuese buena. Con la que tuve un grado extremo de hype fue con Resident Evil 2: Apocalypse y terminé odiandola. Ni el fanservice, ni la buenez de Milla ayudó. Tal vez la de Sienna Guillory como Jill Valentine sí. Y Nemesis, apesar de los kilos de látex de los que estaba formado. Lo sé, soy una bola de contradicciones. Esta la quiero ver porque, entre otras cosas, el look de Milla se ve de huevos y en lo personal, es el mejor de las 3 películas. El 3D fue algo que me hizo no querer ir a verla en el cine y darle mi dinero los estudios malévolos para que sigan produciendo cintas en ese formato. Y seguramente eso le quitará el sueño a las mentes dueñas de Sony Pictures.

22 – Skyline

Invasiones extraterrestre, abducciones, destrucción, cielos nublados, naves espaciales y seguramente, una que otra jeva chidilla. ¿Que podría estar mal? 94 minutos de diversión. ¿O me equivoco? Díganme la verdad. ¿A caso soy muy ingenuo?

23.- Jackass 3D

Soy una persona simple, son gustos simples. Me gusta Jackass, tanto como Los totalmente nuevos videos divertidos de Animal Planet aunque Keegan-Michael Key me cague. No creo que esto necesite más justificación.

24 – Monsters

Cinta que trata acerca de que hubiese pasado o pasará cuando los extraterrestre decidan caernos y el hermoso y renombrado México sea las vea más negras por tomar al país como estacionamiento. Quiero ver si los extraterrestre se burlan de los ciudadanos del país tal y como los cuates de Top Gear. Por que eso sí, los extraterrestres ni conocen el pedo, mejor que ni hablen del pedo, oigan. Que poco hábiles se vieron esos cuates aterrizando al norte de México. Jé.

25 – Easy A

Sale Emma Stone.

26 – The Chronicles of Narnia: The Voyage of the Dawn Treader

La primera me pareció bien divertida debido a los madrazos entre criaturas fantásticas y animales. La segunda fue una mierda. Anna Popplewell es como la jeva con la que andaría dos meses. Y eso es suficiente. Aunque su duración me parece un poco excesiva, pero le daré la oportunidad.

Eso es todo, películas como Megamente no figuran aquí porque de verdad no las quiero ver. Y ya. Sean felices y vayan al cine.


Anuncios

Vi Nikté

Publicado: 19 de diciembre de 2009 en Cine, Nada importante
Etiquetas:, , , , ,

Y se los juro, fue casi por compromiso. Algo anda mal con las películas de animación nacionales. Siento a que no inspiran más a que sean vistas por los conocidos de sus creadores. Son extremadamente locales, hasta los gags.

Empecemos, porque creo que no hay nada rescatable en la cinta.

1.- La animación es horrible. Según leí en un diario, se hicieron -nosécuantoschingados- dibujos a lápiz, pero fueron muchos. Y no se nota. Todo, absolutamente todo parece que fue hecho en Flash. Sí, como las de los huevos y esas madres. O más bien, primero dibujaron en Illustrator y después lo animaron en Photoshop o algo. Los layers se notan mal pedo. Qué horror.

2.- El tema de la historia. No soy nacionalista ni nada. Y aquí una razón más para no serlo. Sé que México cuenta con una basta historia, desde el comienzo de las civilizaciones de Mesoamérica y eso, pero en serio, ya lo ví en primaria y se me hizo un tanto aburrido. Lo menos que quiero es verlo otra vez. Ya dejen eso en paz, México no es sólo eso.

3.- El “talento artístico” que presta su voz para los personajes. Sherlyn, Alex Lora, Pedro Armendariz Jr. y otra vez, Jorge Arvizu. ¿Necesito mencionar algo más?

4.- El final. Lo aceleraron de forma grotesca. Seguramente se les estaba acabando el papel… o la capacidad de su disco duro.

5.- El lenguaje utilizado. No sé si vaya a ser distribuida fuera del país. Aunque, contando con la distribución de Universal Pictures, seguramente así sera. Y en serio, si piensan utilizar las voces y el lenguaje original, más de un “extrajero” no comprenderá el 50% de los diálogos y de ciertas palabras que utiliza “el chavo mexicano” en su vocabulario que utiliza diario, o sea ¿no?.

Y por último, un punto bueno y bonito: 6.- No tuve que pagar por el boleto. Fui por “invitación a la premier”. Y no pienso pagar por verla otra vez en el cine.


Vi 2012

Publicado: 19 de diciembre de 2009 en Cine
Etiquetas:, , , , ,

-Y me divertí, pero me dormí los 20 primeros minutos.

-Sí, como se muestra en la cinta, me gustaría que el fin del mundo sea así de divertido.

-Roland Emmerich está loco, y no “loco” de esos que saben lo que hacen.

-Ajá, yo sí conozco a locos que saben lo que hacen.

-Mi hermano me dijo que cuando la vio, su acompañante femina se puso a llorar. Morí de risa con eso.

-El cabrón-millonario-ruso-exboxeador creo que fue mi personaje preferido.

-Según, el nombre “Sasha” es nombre masculino en Rusia.

-Siempre había considerado a John Cusack como un pendejo, pero en la película él es el héroe.

-Amanda Pett no se ve tan bien como en otras películas.

-La rusa (que no recuerdo el nombre del personaje) se ve mejor que Amanda Pett.

-No recuerdo que desastre natural le tocó a México pero “dicen” que estuvo bien feo.

-Necesito Mil Millones de euros para asegurar mi lugar en una de las arcas que construyen para
salvar a la humanidad.

-Otra vez, Roland Emmerich no sabe lo que hace. Me gusta más Independence Day.

-¿Por qué siempre debe de haber un científico en estas cintas? Están en ID4, Godzilla, The Day After Tomorrow, y en esta. Y los que vivimos en los ghettos, ¿qué?.

-Yo sería un buen protagonista para este tipo de cintas.

-Creo que no hay soundtrack. O no lo recuerdo.

-Lo que falto es que las mascotas se volvieran contra sus dueños. Ese sería el mejor desastre natural ever.

-Escapar el fin del mundo en limusina. Eso es estilo, carajo.

-Me mudaré a África lo antes posible.

-También me tengo que comprar un avión ruso, por si las dudas.

-Yo ya tengo mi lista de “a quién NO avisarle” que el mundo ya se va acabar.

-La frase anterior no es del todo cierta. La Tierra no se acaba, sólo se “renueva”.

-Sí, me gustó. Y sólo por haber visto un gran desmadre colosal en pantalla. Nada más.


Vi The Princess & The Frog

Publicado: 19 de diciembre de 2009 en General
Etiquetas:, , , , , ,


Si me conocen, me habrán leído/escuchado decir que el Disney de antes de los años 90 no me gusta mucho. Se me hace aburrido. A excepción de El Zorro y El Sabueso, que fue producida por Tim Burton en 1988. De ahí en fuera, Disney y todas sus princesas me dan una pereza enorme. También El Libro de la Selva. Y Los Aristogatos. Y Fantasía. Dumbo me entretiene y me hace reír, un poco.

Yo soy generación Pixar, lo digo con orgullo. Y precisamente desde El Rey León. Amo todo Pixar y lo que tenga que ver con él, excepto Monsters Inc. y Boo. Pero eso no importa ahorita, lo explico después. Hasta donde recuerdo, la última producción de animación tradicional de Disney, Vacas Vaqueras que contó con el doblaje mexicano de Consuelo Duval, apestó. Hasta para mí.

Pero por alguna razón, siempre quise darle la oportunidad a La Princesa y El Sapo. Y vaya, ese Disney, casi al nivel de El Rey León volvió a rockear mi universo. Iba con muchas expectativas y quedé completamente satisfecho.

En primera, la animación toma el estilo casi como el de Lilo y Stitch, algo que no es malo en lo absoluto. Al contrario, siéndoles bien sincero, Tiara, la protagonista de la película, está bien sabritas. Además, el que sea de raza “afroamericana” le da un enorme plus a su personaje y al discurso político que se maneja en toda la cinta. Ajá, “debes de desear para obtener lo que quieres, y no sólo eso, también debes de poner mucho esfuerzo para obtenerlo”.

La historia se ubica en el Nuevo Orleans de los años 30 y cuando el Jazz estaba en su época de gloria, cosa que, personalmente, uta, me hizo mover los pies mientras estaba sentado en la sala de cine. Y en serio, de pocas cintas animadas son de las que aguanto cuando los protagonistas se ponen a bailar y a cantar. Me causó un poco de incomodidad la primera o segunda canción, pero después, yeah, todo fue una fiesta y un deleite musical amenizada por una trompeta cocodrilezca.

Eso de los “príncipes” se maneja clichésticamnete como en las demás cintas de Princesas. Pero de una u otra forma, yo no lo tomé tan fantasiosamente como las veces anteriores. Si amas a alguien, la amas y ya. Sólo tú decides hacerlo o dejar de hacerlo. Amé a Evangeline.

Así qué, aquellos que creen en el amor, vayan a verla. Y los que no, también. Dejen su ideología “anti-tradicionalista” a un lado por una hora y media y pásensela bomba, se divertirán mucho. Yo se los aseguró.


Fight_Club_on_the_street1.jpg

La semana pasada, el 15 de octubre para ser exactos, se cumplieron 10 años del estreno de una de mis películas favoritas: Fight Club.

Este post no se tratará acerca de por qué me gusta, o como fue mi primera vez de ella o algo. No. Lo que me interesa contar es lo que sucedió, a grandes y sin aburridos rasgos, ayer con un par de mis profesores.

Seguramente lo que leerán aquí no es algo nuevo, y menos aún si estudian conmigo, en la misma escuela. Pero en serio, que mal que haya personas tan jodidamente pretenciosas e incoherentes, y peor aún cuando se habla acerca de ejercer acciones laborales. No tiene caso que ponga nombres o diga quienes son, porque probablemente ya saben de quienes hablo.

Sí, ya me quedó claro que la época en que vivimos está cabrona y que diario nos despertamos sólo para sobrevivir a partir de superar y humillar a la gente con la que nos encontramos en el camino… Como sea. Me siento muy maduro como para ser parte y pensar de una forma tan fea como esa. Me caga. Yo tengo mi propio camino que seguir y sé que llegaré a mis metas. Y afortunadamente, me ha funcionado y sigue funcionando.

No necesito que un par de personas según, con más experiencia y mayores que yo, vengan y me digan que no tengo su apoyo o que no moverán palancas por mí o que no será sencillo el futuro en cualquier aspecto. Al inicio, el escuchar consejos o anécdotas era interesante, incluso divertido. Pero ya me hartó. Ya me la sé, aunque no lo crean.

Ni creo en dios o eso, pero sí creo en una fuerza que no podemos ver pero que está ahí. Según yo, esa fuerza proviene sólo y exclusivamente de nuestro interior. Tan sencillo como decir que sí quieres algo, cualquier cosa, te debes de esforzar, no importa si parace imposibler. Y ya. No hay mucha ciencia en eso. El número de logros que he alcanzado hasta ahora con esa estrategia es bastante alto. Pero carajo, que bien se siente escuchar que las personas me digan que no podré hacer esto, o que nunca lograré aquello, etc. Porque siempre, tengo que ver su jeta cuando ya se dieron cuenta que ya lo hice o lo logré. Ese es un bonus extra después de haber logrado mi cometido.

Y después del enojo de ayer, provocado entre la mierda verbal de los profesores, cosas que debes de saber por que usas (se me hace bien pendejo no saber como reproducir un video en tu propia computadora, y más aún cuando dice “nosotros hicimos esos comerciales”) y los “te quiero coger pero no te lo digo directamente”, me sentí muy bien. Porque de nuevo, me llegó esa tranquilidad de saber que estoy haciendo lo correcto y que, aunque sea de una forma, ya soy mejor que ellos. Idiotas que carecen de argumentos racionales.

En fin, volviendo a Fight Club y entrando al debate político de futuros post, les dejo este fragmento del guión de la película. Es la postura ante uno de los más repulsivos logros que el capitalismo ha logrado: el odio a uno mismo a partir de la ganancia injusta e inmerecida de los demás.

(más…)

alarma_vicemexico.jpg

La verdad es que yo no. Pero, ah, como me gusta detenerme en los puestos de periódicos y revistas a ver las fotografías y leer titulares que inducen a esa alteración mental conocida como morbo. Me encanta imaginar, y mejor aún, confirmar la historia que hay detrás de ese sangriento asesinato, aquel fatídico accidente o esa cruel venganza.
Hace ya varios meses, encontré este documental en la red que narra la actividad periodística nocturna de la Ciudad de México. Según los fotógrafos y periodistas (de medios como Alarma!, El Universal, La Prensa y Radio Monitor), quienes acceden a ser acompañados una noche mientras ejercen su trabajo, la nota roja es el principal atrayente de lectores hacia este tipo de publicaciones.
Hay declaraciones un tanto sorprendentes y un tanto obvias que me gustaría compartir con ustedes antes de dar play:

“En México siempre habrá material para llenar una revista como la nuestra”.

“Las ediciones que más ejemplares han vendido son: La de la explosión de San Juanico donde se murieron más de 600 personas, la del terremoto de 1985 porque traía 40 páginas con muchas fotos y la de la muerte de Paco Stanley porque fuimos los únicos que le tomamos foto muerto adentro de la camioneta”
Miguel Ángel Rodríguez. Director de Alarma!

“Ya para nosotros es algo cotidiano ver los muertos, es algo normal”

“De chiquito siempre me gustaba ver los accidentes o la sangre”

“No saqué la foto como debería de ser, pero ya en el photoshop se aclara”

David Alvarado. Fotógrafo de Alarma!

Y por último, les dejo el documental, producido por Santiago Stelley y está divido en 3 partes.

Parte 1

Parte 2

Parte 3

Inglourious_Basterds_by_montia.jpg

-Y no, no es la mejor película de Tarantino y tampoco es con la que las personas lo recordaremos cuando él muera.

-Eso no me importa, lo que me importa que es salí de la sala (las dos veces que la he visto) con ganas de verla una y otra vez.

-Quentin Tarantino no me dio lo que buscaba y eso no es necesariamente algo malo. No.

-Mi personaje favorito fue The Bear Jew, interpretado por este cabrón.

-En segundo lugar, supongo, el Sgt. Hugo Stiglitz ó L.T. Aldo Raine o tal vez Col. Hans Landa.

-Les presto esta rola del soundtrack de la película (Den click aquí, y sigan leyendo, no pude insertar el reproductor =( )

-Que feito está el reproductor de Goear. Pero feo con ganas.

-Amo a Mélanie Laurent, sólo mírenla.

-Quiero una pipa como la de Hans Landa.

-Sí, es una de las mejores películas del año, por lo menos para mí.

-Ahí les va un spoiler, bajo la responsabilidad de que ustedes lo lean o no: en esta versión de la WWII, sí muere Adolf Hitler. Y sí, lo asesinan un par de Bastardos.

-Si lees esto, me debes 100 cabelleras nazis.

-Según “dicen” habrá una secuela (¿?), yo preferiría precuela naturalmente.

-Soy King Kong.

-El personaje Pvt. Fredick Zoller me cayó en la punta del miembro.

-Por alguna razón, de ahora en adelante me imaginaré a Adolf Hitler como lo muestran en la película. Sí, sé que el tono caricaturesco del personaje es excesivo.

-¿A alguien le importa si actua o no Mike Myers? A mí no.

-Las estadísticas dicen que esta semana veré Inglourios Bastersd unas dos veces más.

-Le falto más HipHop a la película. Es que Tarantino lo prometió.

-Y creo que ya.

-Ah, ahora ya estaré por también acá colaborando y escribiendo mi rant.

-Esto es como un reboot o algo de este blog.  Soy Feliz.